Y ahora viene el Valencia

Tanto se ha hablado en este parón de selecciones de quién va a ocupar el banquillo del Betis y la dirección deportiva que se nos ha olvidado lo importante, el fútbol (y el Betis – Valencia)

Hay parones de selecciones que vienen muy bien en lo deportivo para asentar conceptos, corregir errores, plantear nuevos métodos. No ha sido el caso del Betis, al menos, en lo puramente extra deportivo. Y es que en estos días en el entorno del club verdiblanco sólo se ha hablado de futuros entrenadores o directores deportivos, de “viajes express a Bilbao” o de “invitaciones a palcos rechazadas para el sábado”.

Se nos olvida lo más importante, el fútbol

Pero, se nos olvida lo más importante, el fútbol. ¿Del Betis – Valencia alguien sabe algo? Lo digo porque, tras un vistazo exhaustivo en estos días a las redes sociales nadie ha hablado de que el Valencia visita este sábado el Villamarín.

Y sí, todos sabemos que Rubi vuelve a tener un match ball en contra que salvar de nuevo (como ante el Celta de Vigo), pero de ahí a obviar lo puramente deportivo, el sistema que pondrá ante el Valencia o las posibles variantes tácticas, se ha pasado al hablar de su sustituto (que oye, es lícito) en un lenguaje intrínseco como si el técnico catalán no se sentase en el banquillo este sábado. 

Lo desconozco, la verdad. De lo que sí se puede hablar es que el Betis se encuentra 17º en liga con un bagaje triste de 13 puntos. Y del juego, sus posibles soluciones (más allá de que vuelva Setién o no) o variaciones nadie habla. Vamos, de fútbol, básicamente. 

Y ahora, el Valencia

Y en esta nube de técnicos, posibles vueltas inesperadas o viajes express para echar abajo la tan clamada “reforma del área deportiva”, llega el Valencia de Albert Celades que ha recobrado la alegría (9º con 20 puntos) con dos victorias consecutivas en liga, una remontada en Champions (ante el Lille por 4-1), con la más que posible vuelta de Rodrigo Moreno y con algunas bajas destacables. 

Y los tres puntos, vitales para los verdiblancos, en juego el sábado. Y sí, eso es lo verdaderamente importante del fútbol, las victorias, los puntos. Los factores externos son eso, externos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *