Las autoridades del Betis, presentes en el adiós a José Antonio Reyes

Las autoridades verdiblancas tales como Joaquín Sánchez, Ángel Haro o Serra Ferrer estuvieron presentes en el adiós a una leyenda del fútbol sevillano como fue José Antonio Reyes

El fútbol español y sevillano está de luto. El shock de la muerte en accidente de tráfico de José Antonio Reyes ha sido un palo muy duro para la ciudad de Sevilla y España entera, conmocionada por la pérdida de un gran futbolista y persona como era él. 

El Sevilla FC, club donde fue capitán y ganó varios títulos, decidió darle un último adiós instalando una capilla ardiente dentro del estadio Ramón Sánchez Pizjuán, donde tanto aficionados como autoridades acudieron a darle el último adiós. 

No faltó a la cita el Real Betis, unido en el dolor a la parroquia sevillista por tan gran pérdida. En representación del club acudieron el presidente del Betis, Ángel Haro, Serra Ferrer, Rafael Gordillo y los dos amigos del futbolista, Juanito y Joaquín Sánchez.

Todos ellos llegaron a los aledaños del Sánchez Pizjuán en una furgoneta negra que, al dejarlos en la puerta de la capilla ardiente, fueron aplaudidos por la afición sevillista en sinónimo de gracias por su asistencia a dicho acto. Las caras de tristeza sobre todo estuvieron reflejadas en Joaquín Sánchez y Juanito, ambos muy buenos amigos del ex sevillista a pesar de su rivalidad. 

Además, la comitiva verdiblanca regaló una corona de flores al fallecido, en honor a su gran trayectoria y como símbolo de unidad de dos clubes que han estado siempre unidos ante tales tragedias (véase los casos de Antonio Puerta y Miki Roqué). 

Joaquín Sánchez también quiso expresar mediante sus redes sociales la tristeza al recibir tal noticia, con una foto junto a Reyes en la que decía: “No me lo creo, que tragedia más grande. Hoy todos corremos la banda izquierda junto a ti y tu familia. Descansa en paz amigo mío”, afirmaba en su Twitter. 

Una desgracia de situación que ha vuelto a demostrar que la ciudad de Sevilla siempre prima la unidad del fútbol y el sentimiento humano por encima de una rivalidad sana que solo queda en el césped. O, como dirían los sevillanos, ejemplo de sevillanía. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *