CRÓNICA | Betis 1-2 Valencia: Cada vez con Europa más lejos

El Betis volvió a caer derrotado por 1-2 ante un Valencia que supo aguantar tras los dos goles de un Guedes que está de dulce. Lo Celso recortó distancias para los verdiblancos

El Betis suma una nueva derrota que lo aleja más aún de una zona europea que no solo está lejos de puntos, sino de malas sensaciones transmitidas por un juego estéril de cara al gol. El equipo de Setién volvió a tener la posesión y el control del encuentro, pero no materializó los 23 tiros que tuvo (7 de ellos a puerta) y sí concedió los dos disparos valencianista de un Guedes pletórico.

Dominio sin eficacia

Arrancó muy bien el conjunto verdiblanco con un claro dominio de la posesión y una presión al Valencia que provocaba un paulatino embotellamiento del conjunto che.

Avisaría en primera instancia un Tello que volvería a la titularidad en el día de hoy tras ser suplente en el derbi. El extremo catalán actuó por delante de Junior en banda izquierda, y fue por ahí donde tendría su primera ocasión. Un tiro escorado en la frontal con el interior del pie que se marcharía lamiendo la cepa del poste de Neto.

Primer y no último aviso verdiblanco. El Valencia no estaba cómodo con la pelota y el Betis lo aprovechaba para jugar en campo valenciano. Nuevamente sería Tello quien, al borde del cuarto de hora, volvería a intentarlo con un disparo escorado que se marcharía alto.

Sin atisbar peligro el Valencia, volvería el Betis a la carga con la más clara del primer tiempo. Un centro lateral de Joaquín lo cabecearía el argelino libre de marca y cual disparo se marcharía por poco fuera. La más clara de un Betis que atisbaba sobre el verde un cambio de sistema, con Tello más adelantado y un Joaquín que actuaba de carrilero alternando con Mandi.

Guedes rompe al Betis 

Sería la última ocasión del Betis antes de marcharse a la caseta, ya que el partido entró en un modo ahorro que lo único que haría sería aumentar la posesión del Betis. Y es que el conjunto de Marcelino, sin hacer absolutamente nada, se marcharía ganando al descanso con una solitaria acción de Guedes que, con un tiro lejano, superaría a un Pau que pudo hacer mucho más en su estirada.

La segunda parte, para sorpresa de la parroquia verdiblanca, comenzaría con un mal Betis. Impreciso, concediendo demasiadas ocasiones de gol y lo que fue peor, una falta mal defendida por los béticos que dejaron por completo solo a un Guedes que, con un auténtico latigazo, pondría el 0-2 y los pitos en la grada del Villamarín.

Con tan solo dos tiros a puerta el Betis se veía abajo en el marcador. La moral de los verdiblancos estaba por los suelos y su juego, peor aún, con un Valencia amenazando a la contra con poner el 0-3. 

Con más corazón que cabeza

La reacción del Betis no llegaba a pesar de ir dos abajo. El segundo gol de Guedes sentó como un jarro de agua en el Villamarín, que reclamaba con pitos y cánticos que su equipo lo echase todo para la remontada.

Entrarían a la desesperada Loren y Sergio León para tratar de dar ese gol que el Betis no termina de encontrar esta temporada. Junior Firpo tuvo la primera con un cabezazo dentro del área que fue directamente a las manos de un gran Neto, que salvaría en el tramo final al Valencia. 

El juego verdiblanco se volvió inestable y los huecos en la zaga eran evidentes en un partido que se había roto por completo a falta de veinte minutos. Con un Betis a “tumba abierta“, el goteo constante de centros laterales se hizo evidente, sin resolución goleadora para ninguno de ellos debido a la falta de un centro de calidad para la pareja de delanteros. Entraría a la desesperada un Lainez que sustituiría a un Kaptoum que fue aplaudido por la grada.

El Valencia no salía de su propia área y más tras la expulsión por doble amarilla de un Rodrigo que había entrado sustituyendo al lesionado Cheryshev. 

Lo Celso puso la esperanza 

Se animaría el partido a falta de diez minutos para el final con un centro que acabó en manos de un Paulista que se lamentaba de la posición de sus manos tras un cabezazo de Sergio León. Ejecutaría el argentino con frialdad para poner la esperanza en el Villamarín y el 1-2.

El bombardeo estéril final fue constante con centro laterales y mucho balón aéreo que poco efecto surgió ante una zaga valenciana muy fiable. Lo intentarían Lainez y Tello con disparos lejanos que hicieron trabajar a un Neto muy seguro y que no conseguirían arañar un punto por la lucha europea a un Betis que, cada vez, se encuentra más lejos de ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *