Betis: Cuando pierdes las formas hasta a la hora de salir

La última salida del Betis, Lorenzo Serra Ferrer, deja en evidencia que el club no ha estado a la altura a la hora de despedir a una leyenda del club como es el mallorquín

La salida de Lorenzo Serra Ferrer del Betis tras una reestructuración en la secretaría deportiva del club ha abierto la veda de un ambiente de crispación y tensión en el beticismo. La salida del mallorquín, propiciada por una rebaja sustancial del sueldo y gran pérdida de funciones en su puesto han determinado que Serra abandonase el organigrama deportivo del club, que le enseñó la puerta de salida con “esta reforma”.

Pero más allá de una decisión que puede ser un tiro en el pie en la próxima Junta General para la candidatura Haro/Catalán, el beticismo también se indigna por las formas en la que el mallorquín ha salido de la entidad, por una puerta trasera por donde el que fuera el último entrenador en traer plata al Villamarín no merecía salir.

“La última salida del Betis, Lorenzo Serra Ferrer, deja en evidencia que el club no ha estado a la altura a la hora de despedir a una leyenda del club como es el mallorquín”

En cambio, el beticismo reclama al club que salidas como la de Quique Setién no estuvieron exentas de vídeos y muestras de cariño por parte del Betis, las cuales no están mal hechas por el simple hecho de ser Setién, pero sí que carecen un poco de ética cuando una personalidad como Serra Ferrer, el cual ha relanzado al club en lo deportivo, no haya recibido el mismo trato en mismas circunstancias. En el caso del vicepresidente deportivo, ni el propio club colgó una noticia sobre su salida (tan sólo una imagen al día siguiente a modo de agua para apagar el incendio provocado) sino que se limitó a una entrevista grabada para que Haro y Catalán explicaran una versión de lo ocurrido.

Por su parte, Serra Ferrer guarda silencio por el bien de un club el cual ama y que suficiente tiene con la dinamita deportiva que sus dirigentes han explotado en el peor momento posible, a las vísperas de una planificación que se esconde con cortina de humo tras lo sucedido por unos actos que, en definitiva, empañan una gran planificación en lo deportivo y social de HyC, que afrontan un verano complicado y donde tendrán que hilar muy fino en la parcela de fichajes si no quieren que el beticismo le de la espalda en la próxima Junta General.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *